BLOGGER TEMPLATES - TWITTER BACKGROUNDS »

martes, 28 de octubre de 2008

Por El Resto del Tiempo!!


Un rosario en la mano, un paisaje a blanco y negro de un tenue sabor a madera.
El tiempo no existe para ella, eso es algo que ata a las personas a la vida y ella no quiere, por obligación, estar atada a nada.
El viento juega con su cabello mientras cuenta las cuentas del rosario. El parque de hallaba casi vacío esa tarde, pero su viejo árbol siempre estaba allí para acogerla con su sombra y acompañarla a estar sola.
-¿Sabes?, sé que apenas va un año, pero para mí ya es toda una vida.
Dejo caer una lágrima en la mano del rosario y sintió la brisa más fría de lo normal. El sol se ocultaba y no podía dejar de pensar en cuantos atardeceres ese árbol fue su confidente junto con su novio. Solos los tres dejando que la brisa se llevara sus miedos, dejando a un lado lo real y besando lo irreal del amor… Una promesa de estar juntos por siempre tallada en ese árbol era la única señal que quedaba de aquel chico que le juro su amor…
Los recuerdos siguen llegando, ella seguía llorando. La gente pasa y pasa por el parque, nadie quiere verla y ella sigue en compañía de su soledad sin alzar la mirada. La briza juega con su cabello como siempre y su rostro sin sombra tan inescrutable esboza un lamento indescriptible.
Deja salir otra lágrima, pero esta desliza hasta su boca y recuerda que su niño amado jamás dejo que una lágrima suya pasara de allí…
Alza la vista y ve un chico acercarse, ella sabía que era él a quien esperaba pero no sabría que decir ni que hacer. Con su garganta seca abrió la boca y no logro concretar una palabra y él ya estaba lo suficientemente cerca como para oírle.
Aquel chico describía en su cara un lamento inconsolable, estaba bien vestido y presentable con su cabello haciendo revuelos por el aire. Se acerco lo suficiente como para tocarla pero no lo hizo. Giro su bolso y saco una rosa, procediendo a colocarla frente a ella.
-bebe perdóname, no debería ser yo quien estuviera aquí… deberías ser tu, deberías vivir esta vida que yo no quiero, nunca te dejado de amar y lamento no haber venido antes a visitar nuestro árbol… Siento que de alguna forma puedes oírme y lamentaría si me vieras reír alguna vez, si tú no estás conmigo no hay risa que valga… Aun no me perdono por ese accidente, no debí estar yo al volante bebe… hoy hace un año que te perdí y no he vuelto vivir…. Sé que algún día estaré contigo y espero ser fuerte para no buscar que ese momento sea más pronto…
El se hecho de rodillas con el doble de lagrimas que la chica, pero él no podía ver que ella intentaba limpiarle las lagrimas, él simplemente se estremecía ante esos roces de amor que ella intentaba ofrecerle.
El se levanto y se despidió ante la marca del amor por siempre que aun resguardaba el viejo árbol:
-espero que sepas que mantengo mi promesa, no he dejado de amarte ni un segundo y sé que te amare por resto del tiempo…

1 comentarios:

Alessa dijo...

Es raro no te miento.. Pero por otra parte me agradó y mucho..

Me agradó la sutileza del cuento.. Me agradó la sensacon de vacío que deja al acabar, y me gustó el asombro que dió..

Una historia sin dudas linda, con toques de sutileza y cargada de amor...

Bonita historia Daniel..:) Solo que quizas no era el mejor dia para leerla jejejeje v.v'

Besos!